27/12/2008

2008 páginas

Posted in Dientes de Engranaje, Libros a 4:34 pm por interloper

Hace algunos meses me propuse, desde este mismo blog, aumentar la cantidad de libros que leía anualmente. Pero en vez de contabilizar por número de libros, lo planteé por número de páginas leidas. En concreto, establecí buscar la meta de leer un total de 18300 páginas.

El resultado, por desgracia, está lejos de acercarse a esa cifra… A falta de unas pocas horas para terminar el año, las estadísiticas de Anobii me informan de que apenas he superado la cifra de las 7000 páginas. Es decir, en torno a una tercera parte de la cifra que pretendía alcanzar (la cual, vista en perspectiva, y enmarcada en la montaña rusa que ha sido este año, se me antoja ahora como demasiado ambiciosa). Traducido este dato a libros, la suma asciende a 22 libros… Estos, concretamente:

01 – La Rueda del Tiempo: Nueva Primavera (Robert Jordan)
02 – Leonardo: El Vuelo de la Mente (Charles Nicholl)
03 – Tropas del Espacio (Robert A. Heinlein)
04 – El Niño con el Pijama de Rayas (John Boyne)
05 – World War Z (Max Brooks)
06 – Señores del Olimpo (Javier Negrete)
07 – La Casa Infernal (Richard Matheson)
08 – La Guerra de las Salamandras (Karel Capek)
09 – Hamlet (William Shakespeare)
10 – Fahrenheit 451 (Ray Bradbury)
11 – La Biblia del Ateo (Joan Konner)
12 – The Turn of the Screw (Henry James)
13 – The Hitchhicker’s Guide to the Galaxy (Douglas Adams)
14 – jPod (Douglas Coupland)
15 – Hell (Yasutaka Tsutsui)
16 – Tao Te Ching (Lao-Tse)
17 – La Nueva Mente del Emperador (Roger Penrose)
18 – Hogfather (Terry Pratchett)
19 – 2001: A Space Oddysey (Arthur C. Clarke)
20 – El Alamein (Jon Latimer)
21 – La Fortaleza Digital (Dan Brown)
22 – Don Juan Tenorio (José Zorrilla)

En resumen, una colección bastante heterogénea, que incluye de todo, desde humor hasta filosofía, desde literatura de usar y tirar hasta clásicos atemporales… El objetivo de esta entrada no es otro que el de seleccionar algunos de estos libros para ofrecer una pequeña impresión, en líneas generales, sobre ellos.

En primer lugar, me gustaría empezar haciendo una recomendación… Nunca leáis Hell. Es preferible dedicar una tarde completa de vuestra vida a alguna actividad más productiva, como la clasificación por tamaños de las pelusas de debajo de vuestra cama, la repostería, o seguir el vuelo de una mosca. Es, con bastante probabilidad, el peor libro que he leído nunca, del cual lo único bueno que se puede decir es que es corto. Y aun así, os parecerá demasiado largo. De veras, no entiendo qué editor pudo pensar que las historias inconexas de un puñado de japoneses muriendo podrían ser interesantes. ¿Acaso alguien se leyó el libro antes de mandarlo a la imprenta? Lo dudo.

También me llevé una pequeña decepción nada mas empezar el año, con Nueva Primavera. La saga de La Rueda del Tiempo tiene casi una veintena de libros editados, y una cantidad enorme de seguidores a lo largo de todo el mundo. Hasta sacaron un videojuego basado en sus historias, y en España a nadie se le ha ocurrido sacar ediciones de bolsillo de la saga (pudiendo vender libros a 16€, para qué hacer una edición a 6€?), y llevaba tiempo tratando de hacerme con alguna de las novelas. Así que por fin conseguí empezar con la precuela de la saga. Menudo tostón de novela. Un poco de acción en los dos últimos capítulos, precedidos de 500 soporíferas páginas… Que me quitó para todo el año las ganas de leer el siguiente!

Por suerte, como suele suceder todos los años, también hubo espacio para alguno de esos libros que, una vez terminado, piensas “Cuando tenga casa propia, de este tendré una copia en mi estantería. Obligatoriamente”. En 2008, uno de esos libros fue Tropas del Espacio (gracias por la recomendación, Larteas!). A pesar de que la desastrosa película haya hecho estragos en la fama de esta novela, la tinta contenida en esas páginas es una auténtica obra de arte, perfilando algunos personajes totalmente míticos, y plasmando algunas (muchas) ideas y frases con las que, se podrá estar o no de acuerdo con ellas, pero tienen una fuerza y una entidad arrolladoras. Totalmente must! Y tres cuartos de lo mismo se podría decir de Fahrenheit 451, un anti-utopía que debería estar, junto a 1984 y Un Mundo Feliz, en las estanterías de todas las casas.

Hubo también algo de literatura de consumo, como suele gustarme llamarla… Libros que son, simplemente, para desconectar un poco del mundo, olvidarte de lo que has estado haciendo hasta el momento, y sumergirte en una historia que no tiene por qué ser un clásico, ni una maravilla. Así, por ejemplo, es lo que encontré en La Casa Infernal (el cual escogí por haber sido escrito por Matheson) o La Fortaleza Digital de Dan Brown.

Hablando de Brown, que hace unos cuantos años estuvo tan de moda a raiz de su Código DaVinci (ya que estamos: muy recomendable Leonardo: El Vuelo de la Mente, una excelente biografía del genio florentino), este año volví a constatar que no necesariamente best-seller significa obligatoriamente buen libro… El Niño del Pijama de Rayas me pareció una excelente idea desaprovechada por completo por un enfoque, desde mi punto de vista, desatinado y unas situaciones muy poco creíbles. Mucho ruido, y pocas nueces.

Y por último (aunque de la lista me haya dejado por comentar muchas cosas en el tintero), la cuestión es… ¿Cual es, para mi gusto, el mejor libro del año? Hasta hace tres días, el puesto estaba reservado a Halmet. Si es uno de los clásicos indiscutibles de la historia de la literatura es por un motivo, y el único argumento que hace falta para convencerse de ello es la misma lectura de la obra. Pero entonces fue cuando, habiendo terminado el libro anterior, y sin nada que llevarme a las manos, mi padre me dijo “Has leido Don Juan Tenorio?”. Unas pocas horas después, con el último libro del año, toda mi lista tuvo que ser desplazada, porque el primer puesto del año había cambiado de manos.

Y así pues, a pesar de haberme quedado en una tercera parte de lo que me propuse para este año que pronto termina, la verdad es que acabo bastante satisfecho de haber conseguido no solo variedad sino, además, calidad. Puede que, a falta de tres dias aún para terminar 2008, todavía me de tiempo a terminar alguna lectura más (Rebelión en la Granja, de Orwell parece un título lo suficientemente corto), pero ya llega la hora de plantearse las marcas de 2009. Llegado este año a las 7000 páginas, lo más conveniente parece pensar, sencillamente, en superarlas. Pero pensando en llegar un poco más lejos, trataré de que la superación no sea solo por el mínimo, sino por un margen lo suficientemente holgado… De modo que, en 2009, espero alcanzar las 10500 (si, un 50% más) páginas. Dentro de un año volveremos por aquí, y echaremos cuentas.

¿Qué has leído tú este año? ¿Cual ha sido tu mejor libro en 2008? ¿Y el peor?

DON JUAN
Con oro nada hay que falle;
Ciutti, ya sabes mi intento:
a las nueve, en el convento;
a las diez, en esta calle.

Anuncios

1 comentario »

  1. […] libro World War Z, de Max Brooks (si, el hijo de Mel Brooks). Concretamente aquí, y en la lista de libros de 2008. El caso es que Larteas, al tanto siempre de cualquier noticia interesante en el panorama […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: