21/07/2008

Días de futuro pasado

Posted in 3 en 1 a 11:12 pm por interloper

Sacado de mis apuntes de Procesadores de Lenguaje, aprobada hace ya dos años… Café, compiladores, y horas sin dormir.

20/07/2008

Coplas a la muerte de su padre

Posted in Libros a 7:38 pm por interloper

Recuerde el alma dormida,
avive el seso y despierte
contemplando
cómo se pasa la vida,
cómo se viene la muerte
tan callando,
cuán presto se va el placer,
cómo, después de acordado,
da dolor;
cómo, a nuestro parecer,
cualquiera tiempo pasado
fue mejor.

Nuestras vidas son los ríos
que van a dar en la mar,
que es el morir;
allí van los señoríos
derechos a se acabar
y consumir;
allí los ríos caudales,
allí los otros medianos
y más chicos,
y llegados, son iguales
los que viven por sus manos
y los ricos.

19/07/2008

Dias de color sepia

Posted in Dientes de Engranaje a 12:54 pm por interloper

Hace tiempo que quería contar algo aquí. Una tarde, hacia principios de este curso, volvía desde la facultad hacia el metro, camino de casa. El sol se estaba poniendo ya, y el camino (el bosque frente al Jardin Botánico y el propio Jardín, la Facultad de Periodismo) estaba teñido de un tono sepia que, por algún motivo, me llevó a recordar el primer día de universidad.

Si de aquel día (que poco a poco se va alejando… Ya ha pasado desde entonces una cuarta parte de mi vida, que se dice pronto) me tengo que quedar con uno de los muchos sentimientos o estados de ánimo por los que entonces pasé (y quien diga que su primer día de universidad no sintió mil cosas diferentes miente), no tengo ninguna duda, tengo muy claro con cual sería: la soledad. En mi camino desde el metro hasta la Facultad de Geología, donde por aquel entonces se daban las clases fue la sensación predominante, y probablemente, la que mejor describía mi situación en aquellos momentos…

Quién me iba a decir a mi por aquél entonces que ahora, seis años más tarde, iba a estar en la situación en la que me encuentro. Hoy he convalidado mis ocho últimos créditos, y el contador ha llegado a 0. El camino que aquél dia de color sepia empezó, hoy ha terminado. En realidad, sería más justo definirlo como que el pasillo que empecé a recorrer entonces me ha llevado hasta la siguiente Puerta. El 21 de septiembre podré darla por abierta, y empezaré a recorrer un nuevo pasillo.

Siempre he pensado que la universidad no es solo estudiar y superar exámenes, sino que conlleva un importante proceso de madurez. Desarrollarse no solo como especialista en una materia, sino como persona completa y capaz. Puede que esté mal que lo diga yo, pero creo que en ese aspecto, no me he quedado el último de la clase. No estoy diciendo que sea la persona más madura del mundo. No lo soy, y sinceramente, me alegro mucho de ello. Simplemente, creo que si me comparo con mi yo de hace seis años, aquél que andaba solitario y sin amigos por el carril-bici junto al Jardín Botánico, la diferencia es abismal. He vuelto a reparar en ello hoy mismo, al hacer una pequeña revisión de fotografías antiguas, de los primeros años de carrera, viéndolas y pensando “A saber a dónde iría yo con esas pintas”. Lo mismo que diré dentro de cuatro años cuando vea las fotos de este último fin de semana.

Y al igual que comentaba Larteas en su blog, la verdad es que de palabra, todo ésto parece que debería dar vértigo… Si me pongo a pensarlo friamente, han sido muchos e importantes cambios en relativamente poco tiempo. Y sin embargo, no hay absolutamente ninguna sensación de ello. La vida sigue su curso, y las cosas van pasando, tan sencillo como eso. Supongo que, como ya le respondí a él en su entrada, es cuestión de perspectiva.

Cuando haya avanzado más por el pasillo, miraré atrás y veré el enorme camino recorrido, y la innumerable cantidad de puertas, a primera vista infranqueables, por las que he pasado, que he superado. Veré los problemas que me hicieron estar al borde del colapso, y me reiré de ellos. Repasaré los éxitos, y nuevamente me alegraré de que todo saliese así. Lo miraré todo, y todo estará en color sepia.