30/12/2006

Y después, ¿qué?

Posted in Dientes de Engranaje a 2:44 pm por interloper

O una reflexión de final de año.

Resulta curioso que, ya sea por coincidencia, o por predisposición a ello, en determinados momentos de la vida, mil y un acontecimientos y detalles relacionados entre sí llegan y te golpean en la cara, hacen que te pares y reflexiones.

Hace bien poco, recibía un e-mail de un antiguo compañero de andanzas, cuyo asunto rezaba lo siguiente: “La importancia de un proyecto de vida”. He visto a este amigo mio perseguir un sueño desde prácticamente el mismo día en que nos conocimos. Le he visto pasar por momentos de euforia, y por épocas realmente bajas, pero siempre ha mantenido la esperanza y el deseo de que, un día, su sueño se convertiría en realidad. Con un objetivo en su cabeza, siempre ha seguido adelante, pasase lo que pasase.

Y el cine, claro, siempre el cine… No hablo de películas donde protagonistas al uso logran alcanzar todo aquello que se proponen, sino de sutiles reflexiones en las que los personajes acaban admitiendo sus limitaciones, dándose cuenta de que las metas a las que se puede aspirar han de estar acordes a las posibilidades de uno, y sólo entonces es cuando los engranajes comienzan a girar en el sentido adecuado. Precisamente, en una de estas películas, llegado el momento de pensar en el futuro, surgía la pregunta que da nombre a esta entrada… “Y después, ¿qué?”.

Marcarse unos objetivos siempre es necesario, pero han de hacerse teniendo en cuenta una línea de acción concreta, no sirve dar palos de ciego, y esperar a que la marea nos arrastre hasta alguna orilla desconocida. Y es por eso que ahora escribo estas líneas. Mañana terminará el año, completaremos una iteración. Un momento, por tanto, tan bueno (pero quizás más cargado de simbolismo, por las cosas de la tradición) como cualquier otro para plantearse esa misma pregunta. No hablo de buenos propósitos que dejar incumplidos un año más, sino de una reflexión profunda y sincera acerca de las metas a alcanzar, los senderos a recorrer para llegar a ellas, y las posibilidades de alcanzarlas.

Porque tener trazado un plan es importante, así como asumir sus éxitos y sus derrotas.
Porque empieza un año, y es la hora de pensar a qué dedicarlo.

Porque, piénsalo… ¿cuál es tu proyecto de vida?

Anuncios

2 comentarios »

  1. Larteas said,

    La verdad que es algo que de una forma y otra todos acabamos pensando, llega un momento, no sabes muy bien porqué, pero te alcanza y te ralla de igual manera.

    No se que proyecto tengo, se de cosas que me gustaría hacer, de otras que TENGO que hacer y de algunas pocas que no quiero probar. Tengo intenciones, no proyectos.

    Cuesta aceptar el hecho de que normalmente lo que primero se te estropea es aquello que planeas, así que mi consejo. Sigue adelante, poco a poco, sacando tus pequeñas victorias.

    Si los dos somos capaces de hacer eso, ni las almendritas podrán decirnos nada.

    Ya sabes tío, ver y esperar, y aprender y prepararse. Un abrazo y hasta ese día!

  2. […] con todo esto? A algo relacionado, qué duda cabe, con la entrada que escribía allá por el 30 de diciembre de 2006, en el que hablaba de proyectos de vida, de planes concretos para el año… Y de muchas cosas […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: