01/06/2006

Y el cielo se tiñó de rojo…

Posted in Dientes de Engranaje a 5:23 pm por interloper

O el deseo de un mundo interior violento

Y en un momento, como avivado por una pequeña chispa en el interior de la cabeza, toda la sangre de tu cuerpo arde, y la furia hierve alimentada por dicha fogata.

Le tomarías entre tus brazos, su cabeza contra tu pecho, y apretarías con todas tus fuerzas. Hasta que su estúpido cráneo reventase como un melón maduro que cae desde demasiado alto. Serías totalmente feliz con sus sesos resbalando entre tus dedos, temblorosos todavía a causa de la fuerza aplicada. Su cuerpo se batiría en espasmos provocados por el descontrol generalizado ocasionado por la muerte total e irreparable de su anormal y atrofiado cerebro. Puede que, en un último estertor, tratase de agarrarte, de clavarte las uñas en la espalda. Perfecto, la cicatriz permanecerá, recordando por siempre que fuiste tú quien terminó con tanta subnormalidad concentrada.

Le propinarías una paliza desmedida. Puñetazos y patadas que le amoratasen desde la línea de los ojos hasta los tobillos, que hiciesen sus ojos sangrar, que su boca tuviese que abrirse y cerrarse, como la de un pez moribundo sacado del agua que trata en vano de sobrevivir, para que sus pulmones pudiesen recoger un poco de oxígeno antes de que tú le cortes de una vez por todas el abastecimiento. Partirías muchos de sus huesos, harías que le rasgasen la piel y asomasen, desnudos, apuntando al cielo, marcando la perpendicular a la posición en la que él quedará, tendido para siempre.

Le abrirías de arriba abajo como el envoltorio de un regalo cuyo único fin es el vertedero, para que pudiese contemplar su propio estómago antes de que falleciese. Para, en un satírico bucle final, hacerselo tragar. Para poder hurgar en su podrido interior antes de que el último aliento escapase de su boca. Para poder inflingirle todo el dolor que la sangre hirviendo de tus venas te infinge a ti.

Probarías mil y una tácticas de tortura, desde los sistemas clásicos medievales hasta las más modernas técnicas rusas. Combinarías fármacos de muy distintos tipos solo para ver qué efecto producirían en sus sistema inmunológico. Hasta harías sonar “Stuck in the Middle With You”. Solo por verle sufrir, solo porque tu odio acumulado año tas año necesta una vía de escape, y hoy la suerte no estaba con él.

A veces los reencuentros son… explosivos.

Anuncios

2 comentarios »

  1. nana said,

    Tengo miedo…. =S
    Eres violento en tu imaginación… aunque supongo que tu “víctima” pertenecería a un festival del retraso de los buenos.
    Por cierto “hurgas” es sin ‘h’.

  2. nana said,

    ( y con ‘r’ al final, jejejeje) XD


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: